Los 5 mejores planes para este otoño en Cataluña

otoño

En otoño revive el fresco aroma de los bosques y con ello las actividades que acompañan estos meses. Una estación pintada de ocres, amarillos y verdes y que, gracias a las moderadas temperaturas, se convierte en el momento ideal para disfrutar de planes tanto al aire libre como en el hogar.

Aquí, los 5 mejores planes para disfrutar del otoño en Cataluña. Una región con una arquitectura rica en contraste que otorga una personalidad muy singular a sus costumbres, a sus tradiciones y a sus habitantes.

1. Disfrutar de la naturaleza

Aunque la naturaleza en Cataluña se vive durante todo el año, el otoño no deja de ser la estación perfecta para perderse por los bosques, los hayedos o los parques naturales que esta región ofrece. Si es un amante de la montaña y las actividades como el senderismo, la pesca o la escalada no puede perderse la variedad de espacios naturales, entre las que destaca por excelencia el Parque Natural de Aigües Tortes.

2. Comer castañas, boniatos y panellets

La castañada es la fiesta más popular del otoño en Cataluña. Una festividad destinada al recuerdo y homenaje del Día de Todos los Santos. Cuenta la tradición que, desde la Edad Media, la población catalana se reunía entre amigos y familiares para bendecir a los difuntos mientras disfrutaban de una noche de castañas, dulces y demás frutos alrededor de la hoguera. Hoy, sin duda, se convierte también en sinónimo de bienvenida al otoño.

Castanyada

3. Recoger setas

Una de las tradiciones más típicas de la región de Cataluña es la recogida de setas. Cada vez son más los grupos de amigos y familiares que se pierden por los bosques con el deseo de llenar sus cestas de una amplia variedad de setas. Si bien es preciso moverse con cuidado en el momento de seleccionar qué setas son comestibles para no caer en una intoxicación. Las especies más típicas son el Robellón, la trompeta de los muertos, el níscalo y la negrilla.

4. Escapadas rurales

La montaña es el lugar perfecto para desconectar de las zonas urbanas y disfrutar del aire fresco y la tranquilidad de la madre naturaleza. En Cataluña, además, el turismo rural juega un papel importante, ya que está ligado a la cultura y las raíces de sus antepasados. Existen pueblos como Rupit que mantienen su carácter auténtico de pueblo catalán, lo que permite que los visitantes puedan disfrutar de sus costumbres y su gastronomía auténtica. Una actividad enriquecedora que convierte una escapada rural en algo más que encontrarse con el medio ambiente.

Rupit i Pruit

5. Visitas culturales

Cataluña es una región con una inmensa riqueza histórica y cultural. Su extenso número de museos y monumentos, así como sus fiestas populares son un signo de tradición e identidad. El otoño, además, es la estación por excelencia de las visitas culturales, el momento perfecto para redescubrir el arte y la historia que ha conformado la cultura catalana a lo largo del tiempo.

 

This post is also available in: English (Inglés) Русский (Ruso)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *